lunes, 29 de junio de 2015




Mi propósito en el post de hoy es sorprenderos un poquito, ya que está enfocado a la decoración con alfombras en verano.
 
Parece un poco atípico, pero cada vez  más los diseñadores de estos artículos van ofreciéndonos posibilidades infinitas en cuanto a diseño, colorido, texturas, etc...
 
Son muchos  los aficionados a la decoración con alfombras, no veo porque no, ya que bien combinadas pueden jugar un papel importante en la decoración de nuestro hogar.
 
En invierno, nos transmiten calidez y sensación de abrigo, pero en verano, nos pueden aportar color, frescura y naturalidad en distintas estancias de la casa.








Para aquellos a quienes les guste apostar por la innovación, hay alfombras modernas, con estampados más atrevidos y coloridos que pueden aportar mucha energía y color a la estancia. 
 
Por ejemplo en este salón de estilo minimalista y líneas rectas, la alfombra juega un papel fundamental y rompe con la sobriedad de la estancia.


Las hay de líneas rectas para aquellos estilos de decoración más abstractos.




 

Zona de lectura delimitada por una delicada alfombra con una tonalidad acorde con la época del año.





El vestidor es otra de las zonas que requieren de una alfombra en cualquier época del año, dependiendo de la tonalidad y textura acertarás.





Cambiando un poco el enfoque,.... ¿y las pérgolas y terrazas?, también requieren de alguna que otra alfombra para hacerlas más acogedoras.

No olvidemos, que si nos encontramos en el campo o en la playa estas vacaciones, la alfombra acertada nos puede hacer sentir como en casa.




Y ya puestos, podemos crear nuestra pequeña zona chill out, mezclando tejidos y colores.

En cuanto a la composición, podemos escoger entre un amplia gama de texturas. Como por ejemplo: las de fibras vegetales (sisal, yute, coco, cáñamo, algas marinas, etc....), ideales para esta época del año, las cuales podemos combinar con otros materiales naturales como la lana o el algodón. 

También es buen momento de aprovechar las rebajas y los outlets para comprar alfombras baratas y de calidad, es hora de arriesgar y renovar.

Ya me contaréis.

lunes, 8 de junio de 2015

¿Habéis oído hablar de la cromoterapia? 

Es una técnica que nos enseña como los colores afectan a nuestras emociones, por eso es importante tenerla en cuenta antes de pasar la brocha por nuestras paredes, así conseguiremos cierta armonía en nuestro hogar o lugar de trabajo.

Escoger bien el color es primordial antes de empezar, por eso, voy a daros unos pequeños consejos a tener en cuenta antes de poneros manos a la obra.

Por ejemplo, para las  estancias con poca luz, los colores claros son la mejor elección y mejor aún si son tonos cálidos, satinados o brillantes.

¿Sabiais que lámparas y bombillas influyen en la percepción de los colores?, las luces frías (azuladas) aplanan los objetos y las cálidas (rojizas y amarillentas) dan volumen y relieve.


Techos

Si los techos son muy altos habrá que pintarlos de un tono más oscuro que el de las paredes, para acercarlo más y ganar calidez.

Para alejarlos haremos lo contrario, utilizar colores claros.

Salón o Comedor


Podemos utilizar cualquier tonalidad, pero lo más aconsejable es utilizar tonos cálidos o neutros como los tierra, grises, melocotón,etc... con toques de amarillo, o de rojo, ya que toda esta gama de colores potencia la sociabilidad. Además, siempre podemos jugar con los colores en los accesorios si nos parece que una estancia queda demasiado clara. Tened en cuenta que para ganar sensación de amplitud, los colores claros engrandecen la estancia.



 Aunque para los más atrevidos, no descartéis combinar los tonos claros con algún otro más subidito de gama.







Dormitorio.

En el dormitorio necesitamos un tono que nos invite al descanso y  serenidad después de un día largo.

Los tonos más recomendados son los fríos, como los azules(eliminan las energías negativas), verdes (nos transmiten frescor, paz, esperanza) o violetas (estimulan la eliminación de toxinas y son calmantes). Los tonos pastel, son los más adecuados para las habitaciones infantiles.










Baño

Como ya comenté en un post anterior, para el baño podemos utilizar diversas opciones, desde pintar los azulejos, hasta utilizar papel especial de vinílo para baños, pero como en este post hablamos de pintura, os recomiendo, si el baño es pequeño que utilicéis un tono claro,(blanco, beig, marrón claro), pero si sois de colores más subidos, también podéis optar por una versión suave de cualquier otra tonalidad más oscura, (celeste, lavanda, verde claro, etc...). Si los baños son grandes, podéis disfrutar utilizando cualquier tonalidad que os guste, pero os recomiendo que siempre combinéis con tonos claros, el contraste aportará estilo al espacio.






Para los que tengáis alguna duda y no estéis seguros, lo mejor es poneros en manos de un profesional especializado, ya que hoy en día es difícil distinguirlos, aunque afortunadamente los hay. 

El otro día encontré por casualidad  una web de pintores en madrid que me parecieron muy interesantes por su profesionalidad y honestidad.

Espero haberos podido ayudar en el post de hoy.

lunes, 1 de junio de 2015

Hola a todos....

En el post de hoy voy a hablaros de los distintos tipos de suelo que podéis utilizar para reformar vuestro hogar. La verdad, es que hay un sinfín de alternativas y se pueden elegir según la necesidad y presupuesto que tengamos en mente gastar.

Las cuatro normas fundamentales a la hora de elegir el mejor suelo son: 

Fácil de limpiar para la cocina, resistente en el salón, cálido en el dormitorio y antideslizante en el baño.


En la cocina.

Podemos escoger un suelo que resista los golpes, que no absorba las manchas de grasa o frutas ácidas. Ideales serían: el granito, una piedra natural resistente, sintético o el hormigón impreso.
 






En el Salón.

En el suelo del salón, buscamos que sea cálido y confortable y al mismo tiempo que nos transmita sensación de amplitud. Una de las opciones más utilizadas es la del parquet, por su calidez y porque realza cualquier entorno sin darle excesivo protagonismo. Hay que tener un cuidado especial si se utiliza en las casas de campo.

El mármol es otra opción porque proporciona luminosidad y engrandece el espacio.









En el dormitorio

En el suelo del dormitorio buscamos ligereza, calidez, para que nos transmita tranquilidad y paz. Esto se puede conseguir con un suelo de parquet o bambú que siendo tan cálido como la madera es más ecológico y resistente que el roble o el iroco.
 
Por supuesto, cualquier suelo, incluso el que tengas actualmente ganará calidez si lo cubres estratégicamente con alguna alfombra de fibra natural.




En el baño

Aquí buscamos que sea fácil de limpiar y antideslizante, que soporte la humedad y los cambios de temperatura. La arenisca es una piedra natural que se adapta a las condiciones ambientales que hay en el baño y además es antideslizante. 

El microcemento es un pavimento continuo que al no tener juntas es más higiénico y nos garantiza la impermeabilidad.

Aunque si sois más de madera, también se puede utilizar, aplicando un tratamiento antihumedad.













Ahora, para todos aquellos a los que os asusten las obras o tengan un presupuesto ajustado, os comento que vienen imponiéndose como novedad, la utilización suelos vinílicos.

Este tipo de suelos en concreto, nos permiten cambiar cualquier superficie de nuestra casa por un precio muy asequible y sin necesidad de hacer demasiada obra. Actualmente, hay en el mercado una gran variedad que imita perfectamente cualquier superficie, ya sea parquet,granito, cerámica, mármol, etc..

Se caracteriza por su gran capacidad de adherencia e impermeabilidad, por lo que asegura una gran resistencia.
 
Espero que os haya sido útil esta información.